martes, 2 de diciembre de 2014

¿Te Sientes Sin Motivación?

¿Te Sientes Sin Motivación?

¿Te has sentido alguna vez sin motivación personal? A todos nos pasa. Hay momentos en que nos sentimos sin deseos ni fuerzas para seguir adelante con nuestras metas. Nos pasa cuando hemos estado enfrentando demasiados obstáculos. Nos pasa cuando no percibimos progreso o cuando simplemente nos cansamos de trabajar arduamente.
Si has perdido tu motivación, no pierdas las esperanzas. La motivación personal se puede perder por muchas razones. Pero también se puede recuperar con entendimiento, autoamor y disciplina.
¿Qué es la motivación personal o la automotivación?La motivación personal es una fuerza esencial en la vida. Es la fuerza que nos impulsa a lograr nuestros sueños. Es la energía que nos empuja a tomar iniciativa y a tomar acciones para alcanzar nuestras metas.
La motivación es una fuerza orgánica y natural que nace de nuestra pasión, de los deseos profundos del alma, del amor que palpita en nuestro corazón. Esta fuerza está a nuestro alcance.


Habla con tu corazón para recuperar tu automotivaciónEl primer paso para recuperar la motivación es tener una conversación honesta con tu corazón. ¿Estás haciendo lo que realmente quieres hacer? ¿Te estás dando permiso para lograr tus sueños? ¿Te estás obligando a alcanzar unas metas para complacer a otros a costa de tu propia felicidad?
Escucha la verdad de tu corazón. Es muy difícil sentir motivación para hacer algo que realmente no tiene sentido para tu alma. Quizás la causa de tu falta de motivación sea la ausencia de metas relevantes para ti.
Date permiso para tener metas que reflejen a tu yo verdadero. Escoge tus metas de acuerdo a tu pasión, valores, deseos del alma, talentos y propósito de vida.
Identifica los enemigos de tu motivación
La falta de motivación puede surgir aun cuando tenemos metas que nacen del alma. Probablemente te ha pasado a ti. Empiezas a trabajar para alcanzar una meta con mucho entusiasmo. Al principio, cumples con todas tus tareas y dsifrutas cada momento. Pero a medida que pasa el tiempo, pierdes el entusiasmo, te cansas y se te hace difícil tomar acción.
Esta falta de motivación se manifesta de diferentes maneras. He aquí los 7 enemigos más comunes de la motivación personal:
  • Falta de confianza
    No te crees capaz de lograr lo que te has propuesto, por lo tanto, pierdes la motivación. No quieres perder el tiempo haciendo cosas que no te van a a dar resultado.
  • Expectativas negativasCuando piensas en alcanzar tus metas te imaginas lo peor: tragedias, peleas, enfermedades, rivalidades, etc. Es fácil perder la motivación. ¿Quién quiere alcanzar una meta que no trae felicidad?
  • Personas que no creen en tiEstás trabajando para alcanzar tus metas arduamente, pero cada vez que compartes tus planes con las personas que te rodean, recibes críticas, burlas y comentarios cínicos. Este tipo de ambiente poco a poco erosiona tu motivación.
  • PerfeccionismoQuieres hacer todo tan perfectamente bien que nunca acabas de hacer nada. Aun cuando terminas de hacer una tarea, sientes que la tarea está incompleta, que no es lo suficientemente profesional, que no es de calidad. Entonces vuelves a empezar una y otra vez hasta que pierdes la motivación por completo.
  • Agotamiento físico
    Trabajas demasiadas horas para alcanzar tus metas. No duermes suficientes horas. No te alimentas bien. No sacas tiempo para la relajación. Al final, estás tan cansado o cansada, que no tienes energías para seguir adelante. Nadie puede sentir motivación si tiene agotamiento físico.
  • PesimismoTe enfocas solamente en los problemas y obstáculos que enfrentas de una una manera negativa. Tu actitud es negativa incluso cuando logras algo, porque te enfocas en lo que no has logrado todavía. El pesimismo debilita tu fuerza. Te deja sin motivación.
  • Falta de planificaciónSabes cuáles son tus metas, pero no tienes un plan de acción para alcanzarlas. Por lo tanto, trabajas demasiado haciendo cosas que no te llevan a ninguna parte. Al final, pierdes la motivación porque sientes que es imposible alcanzar tus metas,
Reflexiona acerca de cuáles son los enemigos de tu motivación. No te juzgues. Simplemente observa cuáles son tus patrones de comportamiento. Una vez tengas una idea clara, puedes empezar a diseñar un plan de acción para recuperar tu motivación.